domingo, 28 de abril de 2019

En el ABISMO del 28-A


Soy meritócrata, desprecio la oclocracia y descreo del sufragio universal, pero esta vez no valen coplas. Lo que nos jugamos es la continuidad de eso que Ortega definía como un proyecto sugestivo de vida en común.
O sea: la nación, la patria, la matria, los usos y costumbres.
Abascal dice que la patria (o la matria) es el conjunto de quienes en ella nos precedieron, conviven ahora con nosotros y algún día nos sucederán.

No nos engañemos. Lo que hoy apostamos en la ruleta rusa de las urnas no es, aunque también lo sea, la elección de un determinado modelo de sociedad, de economía y de convivencia. No es cuestión de cifras ni de ideologías. Eso, siendo importante, importa poco cuando ruge el abismo en las conteras de los zapatos.
Sánchez, si forma gobierno, pagará el peaje del indulto, el referéndum, la secesión, el republicanismo, el cinismo y la ambición. Eso es seguro.

 FERNANDO SÁNCHEZ DRAGÓ

No hay comentarios:

Publicar un comentario