martes, 14 de mayo de 2019

Burundanga

María (nombre ficticio) quedó el pasado 2 de enero con su amiga Natalia para darle su invitación de boda. Primero estuvieron en casa de Natalia y luego esta la invitó a tomar algo en un bar de Villaobispo (León) donde vive. María empezó a marearse y a balbucear nada más ingerir su bebida.

Su amiga desde los tres años la acompañó al cajero y María sacó dinero. Unas horas después estaba en la UCI del hospital leonés a punto de morir. Allí pasó tres días.

Cuando se despertó los médicos le dijeron que su amiga, la que la había llevado al centro sanitario, le había echado burundanga y robado dinero (1.400 euros). También que si hubiera tardado una hora más en ingresar no lo cuenta.
El envenenamiento que casi le cuesta la vida a María sirvió a la Guardia Civil de León para desenmascarar al objetivo de la operación Black: Natalia T. L., de 24 años, adicta al póker y al bingo on line, y abonada a la mentira, el robo y los venenos comprados por Internet.

No hay comentarios:

Publicar un comentario