miércoles, 22 de mayo de 2019

La Genómica bereber y vasca


La lingüistica refrenda lo que ha probado la ciencia, con un estudio genético que emparenta a vascos con bereberes en su orígen. Aparecerá un diccionario con miles de palabras similares en esquera y en bereber
 La genómica complementa a la historia clásica oficial y a veces puede cambiarla por completo. Esta es la conclusión a la que han llegado dos investigadores españoles, Antonio Arnáiz, catedrático de Inmunología de la Universidad Complutense y jefe de Inmunología del Hospital 12 de Octubre, de Madrid, y el historiador Jorge Alonso García, autores conjuntamente de un ambicioso estudio genético-lingüístico que emparenta estrechamente a los pueblos bereberes y a los vascos en su orígen. 
Este estudio científico ha recibido el respaldo de publicaciones tan prestigiosas como Human Inmunology, Human Genetics y Scientific American, avalando las investigaciones realizadas por los investigadores españoles en el campo de la genética. Se utilizaron 176 españoles de Madrid, 82 vascos de San Sebastián y 108 argelinos, sometidos a complejas pruebas de frecuencias y distancias genéticas que dieron como resultado, no sólo el estrecho emparentamiento de españoles y vascos ( se seleccionaron individuos que tenían hasta ocho apellidos vascos) con los pueblos del Norte de Africa, distanciándolos de italianos, sardos, franceses, alemanes, orientales y negros africanos (bosquimanos).

También se ha derribado científicamente, por ejemplo, el mito de la distinción de los vascos basada en los grupos sanguíneos con frecuencia alta de Rh negativo y baja frecuencia del grupo BÐ que estableciera el científico inglés Arthur Mourant en 1947. El estudio del doctor Arnáiz y su equipo demuestra que la alta frecuencia de Rh negativo es una característica (O,44, en vascos) tambien de habitantes de Algeciras( por citar una población española), y de otros pueblos como portugueses, franceses, ingleses, irlandeses, etc.

La lingüstica refrenda ahora la evidencia científica con la elaboración de un diccionario ibérico-vasco y español, que abre nuevas pistas también sobre el orígen africano del eusquera. Este trabajo, realizado durante años, por el historiador Jorge Alonso, en colaboración con el grupo del doctor Arnáiz, también ha mantenido constantes discusiones. Prestigiosos lingüistas como Humbolt y Michelena mantuvieron siempre que los vascohablantes constituían un resíduo de población que se separa del ibero inicial.

 Y filólogos como Solano Peña consideraban al eusquera una lengua hamítica. Estas dos teorías no están alejadas de la pista africana, pero tampoco falta la teoría caucásica, aunque el estudio genético derriba definitivamente al apuntar similitudes genéticas entre varias poblaciones europeas. Algunos prestigiosos investigadores actuales, como el biólogo Francisco Ayala y el antropólogo Camilo José Cela Conde, autores de "Senderos de la evolución humana", señalan la lengua vasca como la más distintiva de las lenguas europeas, no relacionado con ninguna de las familias de los idiomas existentes en el mundo.

"Los vascos que hablan eusquera", dice Jorge Alonso, "destacan como muy significativo que palabras que se encuentran en los jeroglíficos de las pirámides de Egipto y en el habla de los tuaregs ( bereberes saharianos) puedan escucharse diariamente en el habla de cualquier vasco, como nikk (ninik, yo), akir ( aker, macho cabrío), aña ( ania, anai, hermano), aste ( asto, burro), etc. Durante mi estancia en la región argelina de Constantina, oyendo las conversaciones bereberes de los zocos de ganado creía estar en un mercado de Navarra o de Guipúzcoa.

Pese a la devastadora influencia del, árabe sobre el bereber, el nervio de este lengua ha resistido toda clase de ataques . Alonso indica miles de similitudes en palabras de uso corriente entre los bereberes, por ejempo: las tierras de regadío para los bereberes son las "urti" y las de secano "iger". "Basta con mirar cualquier diccionario de eusquera de bolsillo" indica Alonso, " para comprobar que estas dos palabras básicas y antagónicas, como agua y secano, se corresponden con sus iguales vascas: "urtsu" ( acuoso) e "igar" ( seco) y así hasta miles".

La pista africana, tanto en la genética como en la arqueo-lingüstica, se basa en los bruscos CAMBIOS CLIMÁTICOS que debió de sufrir el Sahara, una zona verde y hœmeda, unos 6.000 años antes de Cristo, que comportó emigraciones importantes de población, como los blancos del Norte de Africa, los hamitas, uno de cuyos grupos étnicos son los bereberes. Estos se vieron problablemente forzados a trasladarse a tierras más benignas de la Penísula Ibérica, Canarias y otras zonas del Mediterráneo y Oriente Medio, emparentándose con estos pueblos.

 La analogía onomástica vasco-bereber es enorme y se extiende también a otras zonas ibericas. He aquí una muestra entre miles. Aures: montañas de Argelia. Aurer: vaca silvestre. Arruit: monte de Marruecos. Arruiz: pueblo navarro. Atua: lugar del Sahara libio. Atua: el rebaño Aras: río rifeño. Aras: municipio navarro Ata: arroyo de Argelia. Ata: puerta Arum: montañas marroqu’es. Arun: camino pedregoso. Baserri: población tunecina. Bas-erri: población. Basur: lugar del Sahara egipcio. Bas-ur: barro-aguas. Gara: región del Atlas. Gara: elevado. Elusa: pueblo tunecino. Elutxa: hondonada pequeña. Iser: tribu argelina. Iser: lleno de savia. Igur: tribu marroquí. Iguria: muinicipio vizcaíno Isser: río argelino. Isser: estrella. Kuba: mausoleo. Kuba: cuna, nicho Maira: pantano marroquí. Maira: artesa. Nekkor: río del Riff. Nekor: tardo, rudo. Onga: lugar de Túnez. Onga: medida de granos Seggur: río argelino. Segur: lugar seguro. Tala: población tunecina: Tala: lleno de agua. Urgama: lugar marroquí. Urgan: agua corriente. Uar: riachuelo marroquí. Uar: riachuelo. Uger: oasis del Shara. Ugar: lugar de Navarra. Zaura: río de Marruecos. Zaure: vara o mimbres. Zuazo: población argelina,. Zuazo: localidad de Vitoria. Zouza: montaña de Túnez. Zuazu: aldea de Alava. Zouarin: poblado de Túnez. Zuriarin: lugar de Navarra. Zuar: región del Sahara. Zuar: olmo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario