lunes, 13 de mayo de 2019

Los sobornados del nucleo duro de Franco

Por primera vez, se revela quiénes participaron en esa operación secreta del MI6 y cómo se llevó a cabo.
Denis Symith, un prestigioso profesor de Historia de la Universidad de Toronto, publicó en 1991 un documentado artículo titulado "Los caballeros de San Jorge: Gran Bretaña y la corrupción de los generales españoles (19401942)" en el que explicaba, por primer vez, las líneas maestras de la operación secreta.
Consistía en lograr la colaboración de una treintena de destacados generales y altos oficiales cercanos a Franco para influir sobre el Caudillo y evitar que entrara en la guerra. 

Para incentivar esta "colaboración", Hoare, con la ayuda del capitán Alan Hillgarth, agregado naval en Madrid entre 1939 y 1943, ideó un sistema de sobornos a través del financiero español Juan March que había iniciado la colaboración con Londres como "doble agente" durante la I Guerra Mundial.
El documento desclasificado detalla el funcionamiento de la trama. Constaba de un "núcleo duro" formado por Nicolás Franco, hermano del Generalísimo y entonces embajador en Lisboa; el general Varela, ministro del Ejército; el salvador de Oviedo, general Aranda; el general Gallarza y, por último, el general Kindelán, entonces capitán general de Cataluña, región básica para cualquier operación militar.

Un segundo círculo de conspiradores estaba constituido por los generales Queipo de Llano, Orgaz, Moreno, Alongo, Solchaga, Asensio y Muñoz Grandes, todos ellos al mando de capitanías o territorios claves como Marruecos o Sevilla.
La documentación desclasificada señala que Churchill autorizó un total de 20 millones de dólares de la época (unos 331 millones al cambio actual) para sobornos que se fueron concediendo por periodos de seis meses hasta finales de 1942, pues a partir de entonces el régimen franquista ya había girado hacia los Aliados.
Según la documentación británica, Nicolás Franco y los generales Varela y Aranda eran los que más cobraban (dos millones de dólares) seguidos de Gallarza y Kindelán (un millón cada uno). También hay constancia de que recibieron dinero Queipo de Llano, Orgaz y Asensio, aunque no está claro cuánto exactamente.

GENERAL VARELA

1 comentario:

  1. Lo que viene a demostrar que tanto en tiempos del dictador como ahora, los "de confianza" eran y son son corruptbles.

    ResponderEliminar