viernes, 24 de mayo de 2019

LUGARES SINGULARES


La tranquilidad lo envuelve todo en este pueblo medieval al que se retiraron artistas e intelectuales, como Albert Camus, durante la Segunda Guerra Mundial. Un buen lugar para disfrutar de la Francia medieval.


Una cuesta asfaltada ejerce en Aínsa de máquina del tiempo. Al ascender por ella, queda atrás el pueblo del siglo XXI - con sus tiendas de deporte de aventura, casas y restaurantes -, dando paso al Aínsa medieval. Un arco de piedra marca la entrada al casco histórico, en el que la Plaza Mayor y el castillo ejercen de anfitriones principales. La iglesia parroquial de Santa María, levantada en el siglo XII


La leyenda medieval del Conde Drácula se esparce por las calles de esta villa rumana desde su plaza principal. En una de las casas que se asoman a ella nació en 1431 Vlad Tepes, más conocido como Vlad el Empalador, personaje que inspiró la leyenda del Conde Drácula.


Las míticas murallas de Dubrovnik tienen su origen en el siglo VII, pero no adquirirían el aspecto que muestran hoy hasta el siglo XV, cuando la caída de Constantinopla en manos otomanos alertó a los pueblos cercanos.

2 comentarios:

  1. Curiosamente cuando las construyeron no pensaban en que quedara la cosa bonita, sino cómo hacerlas más defensivas ante el enemigo exterior.

    ResponderEliminar